Pagar renta o pagar hipoteca, ¿qué es mejor?

Inmobiliario | Inversión
24 febrero, 2022
LEER MÁS

En la actualidad, hay múltiples opciones para conseguir una vivienda, y la decisión que tomes definirá tu planificación financiera de varios años.

Uno de los grandes dilemas que uno se plantea es qué es mejor, pagar una hipoteca o vivir rentando. Para ayudarte a tomar una decisión, en este artículo te ayudaremos a definir cuál es la que más te conviene según tu perfil económico. ¡Sigue leyendo!

¿Es mejor pagar renta o pagar hipoteca?

1. Costo

Los gastos iniciales de un alquiler, en los que se encuentran la fianza más el costo del contrato, son mucho más inferiores que los de un préstamo hipotecario. Además, no tienes que invertir tanto en ella, puesto que con solo mantenerla bien cuidada es suficiente.

Cuando rentas una propiedad no tienes que pagar ningún tipo de gravamen ni otro tipo de impuestos. El pago mensual únicamente consiste en el pago de tu renta, por lo que tienes la posibilidad de invertir la parte que no abonas a los intereses en alternativas que generen rendimientos.

Más allá de todo esto, al momento de decidir cuál te conviene más, es necesario que calcules los gastos generales y mensuales de cada opción con base en tus ingresos.

2. Tiempo que piensas vivir en esa propiedad 

Tener una casa propia en situaciones en las que constante estás cambiando de lugar, ya sea por cuestiones laborales o personales, no permite que puedas mantenerte financieramente. Con los costos de apertura y cierra, mantenimiento, impuestos e intereses pagados durante los primeros años del pago de la hipoteca, se paga muy poco valor principal o real de la casa.

Rentar te da la oportunidad de desligarte facilmente de un inmueble en caso de tener que mudarte. Como regla general, se estima que una persona debería vivir más de cinco años en una propiedad antes de venderla para no perder dinero. En este tiempo, te podría quedar un pequeño excedente después de todos los gastos y comprar podría ser más beneficioso que alquilar.

3. Ahorro

Ya que hablamos del costo, también hay que considerar si realmente se está ahorrando.

Las hipotecas ofrecen facilidades de pago, y puedes escoger la forma de amortización que mejor se adapte a tus necesidades, además que, en su mayoría, ofrecen beneficios tributarios como disminución en el valor de los impuestos que se deben pagar. En lugar de pagar por una propíedad que no es tuya, puedes hacer los pagos de tu vivienda propia, y a la larga te dará frutos.

Por otro lado, el costo de las rentas son muy variados, y te pueden permitir ahorrar el remanente de tu saldo para en el futuro comprar tu propiedad. Además que no adquieres la gran deuda que es la hipoteca, algo que te puede ser difícil pagar si no se tiene una estabilidad laboral.

4. Inversión a largo plazo

Muchas personas prefieren tener su dinero invertido en algo concreto, sin embargo considerar comprar una casa como una buena inversión significa que esta debe generar dinero

Una de las ventajas de la hipoteca es que se tiene en cuenta para sumar al puntaje de crédito, por lo que a la larga te dará varios beneficios que podrás disfrutar a futuro. La renta no se tiene encuenta, y hay que contratar un servicio de reporte de crédito para que informa a las oficinas.

Recuerda que existe una inmobiliaria perfecta para tus necesidades en algún lugar, y serás capaz de encontrar tu espacio ideal.¿Conoces nuestros proyectos inmobiliarios? En Inmobilia nos especializamos en crear comunidades planeadas premium. Te invitamos a contactar a nuestros asesores de bienes raíces y descubre la empresa desarrolladora líder en el sur de México.

Categorías

NUESTRO BLOG

Enterate de las últimas noticias del sector inmobiliario y descubre todo lo que Esmeralda Residencial te ofrece.

¡SUSCRIBETE AL NEWSLETTER!

Right Menu Icon